Co-Vida: inspirar, conectar, movilizar

Durante una época de crisis como la que estamos viviendo, hay muchas maneras de responder.  Ante un futuro incierto, con muchos de nosotros encerrados y separados de las redes de apoyo vitales, el miedo y la ansiedad son reacciones válidas. Son sentimientos que nos paralizan y podemos comprender cómo afecta esto a nuestro día a día. Por otro lado, encontrar tiempo para nosotros mismos y reconfigurar nuestro lugar en un mundo volátil es útil, pero también es posible un enfoque más dinámico.

En Co-Vida, pensamos que esto es posible, y que entre todos podemos poner un granito de arena para ayudar al mundo que tanto nos necesita y a la vez ayudarnos a mitigar estas sensaciones. Hemos creado una plataforma para compartir información que puede ayudar a las comunidades a abordar de la mejor manera posible la pandemia COVID-19. 

Nuestra manera de hacerlo es destacar recursos que nos pueden proporcionar un enfoque basado en tres principios:  Inspirar, Conectar y Actuar.

Estos son algunos de los ejemplos:

inspirar

Compartiendo recursos online ( posts, links…) que difunden un poco de luz en un momento de oscuridad, podemos facilitar que incluso hasta las personas más aisladas experimenten un enfoque positivo. 

Posts del blog para ayudarnos a entender lo que está pasando, aplicaciones que nos ayudan a ser más conscientes, incluso las citas inspiradoras adecuadas tienen su lugar aquí. Hasta las más pequeñas muestras pueden ayudarnos a mantener la salud emocional y el bienestar.

conectar

Dado que muchos de nosotros estamos en los primeros días del auto-aislamiento/cuarentena la falta o el exceso de información no filtrada puede ser una de las mayores fuentes de estrés. 

No sólo nos preocupamos por nuestra propia salud y nuestro sustento, sino que nuestras preocupaciones crecen por los más vulnerables de nuestras comunidades. Al mantenernos conectados, podemos ayudar a compartir conocimientos, recursos y redes de apoyo que hoy en día son fundamentales. 

La interconexión puede adoptar la forma de tutoriales en línea para compartir habilidades útiles, proporcionando la última información sobre las limitaciones durante la cuarentena y todo tipo de recursos que nos ayuden a cuidarnos unos a otros durante este difícil momento.

movilizar

Cómo hemos dicho antes, la pasividad puede parecer razonable debido a la naturaleza abrumadora de la pandemia. 

Nuestra intervención física está limitada por la importancia de mantenernos socialmente aislados y ayudar a prevenir la propagación del virus. 

Sin embargo, hay trabajadores en primera línea que, al ayudar a las personas más vulnerables, se tornan vulnerables al mismo tiempo.

Nuestra forma de actuación es compartir cómo podemos movilizarnos y prestar apoyo a esas personas vulnerables. Esto puede adoptar múltiples aspectos, como compartir enlaces para contribuir en los bancos de alimentos y otras redes de apoyo importantes. 

Podemos ofrecer conocimientos especializados que permitan orientar a las personas que no pueden resolver problemas por sí mismas. También atender las necesidades de los que trabajan en los servicios de emergencias y otros sectores y prestar atención a sus consejos sobre cómo actuar. 

En un momento en que nuestras acciones son limitadas, es vital que encontremos juntos los medios para contribuir a los proyectos que tienen más demanda de apoyo. 

No tenemos las respuestas a muchos de los problemas que enfrentamos colectivamente. 

Lo que sí sabemos es que la comunidad y las redes de apoyo pueden darnos una oportunidad de encontrar las soluciones adecuadas. 

Manteniéndonos conectados y reuniendo recursos responsablemente, podemos encontrar la manera de sobreponernos a esto juntos. 

Una vez superado este estado de emergencia, esperamos salir más fuertes, permanecer conectados y construir sobre las lecciones que adquiramos durante este proceso.